TalentFY

La importancia del Employer Branding

El concepto de Employer Branding no es nuevo, ni mucho menos. Lo que es cierto es que hasta hace relativamente poco eran solo las empresas más grandes las que se preocupaban por él. Sin embargo, en los últimos años ha empezado a cambiar esta tendencia y el Employer Branding es un aspecto más por el que una empresa debe competir si quiere posicionarse positivamente en la mente de sus empleados, sus clientes y, sobre todo, de sus (potenciales) candidatos.  

¿Qué es el Employer Branding?

El Employer Branding es un concepto que hace referencia a la fortaleza de la marca de tu empresa como entidad empleadora. Dicho en otras palabras, si tienes un buen Employer Branding significa que, tanto tus empleados como tu público, perciben que tu empresa es un buen lugar en el que desarrollarse profesionalmente. Por el otro lado, tener un mal Employer Branding implica que algo falla en tu imagen corporativa y que, tanto tus empleados como la imagen que el público percibe de ti, no es buena. 

Beneficios de tener un buen Employer Branding

Si es importante desarrollar el Employer Branding no es solo para conseguir una mejor imagen externa, sino también porque la atracción y retención de talento supone una ventaja que vale oro en toda organización, y ahora veremos el porqué.  

  • Mejora la imagen corporativa. Efectivamente, este es el punto más evidente. Si tengo un Employer Branding bien trabajado, tanto el público interno como el externo me posicionarán mejor, y esto repercutirá positivamente en mis resultados.
  • Atrae talento. Un buen Employer Branding provoca que la gente quiera trabajar para ti, y esto se traduce en una lluvia de Talento en tu empresa.
  • Fideliza talento, como consecuencia directa de tratar adecuadamente a tu plantilla y proporcionarles lo que necesitan para realizar sus funciones y mantener su motivación.
  • Aumenta la satisfacción de tus trabajadores. Si tu plantilla es feliz, el clima en tu empresa es mejor, y no hay nada mejor que trabajar a gusto. Y esto, a su vez, hará que mejore la productividad de tu equipo. Todo beneficios.
  • Refuerza el sentimiento de pertenencia a tu empresa, y una plantilla más implicada es una plantilla productiva. Generar embajadores de marca es uno de los grandes objetivos de la estrategia.
  • Ventaja competitiva sobre la competencia. Tener a los mejores talentos en tu empresa te hará ganar ese plus frente a tu competencia. Hacer que quieran trabajar para ti y no para ellos será una batalla que deberás ganar.
  • Reducción de costes en selección y rotación. La atracción de talento disminuirá tus costes en procesos de búsqueda y selección de personal. La retención del mismo lo hará en los costes de rotación.

¿Cómo implementar una estrategia de Employer Branding?

El Employer Branding no es ni más ni menos que una estrategia más de la empresa y, como tal, es necesario trabajarla y coordinarla entre todos los departamentos para establecer las acciones concretas que deba llevar cada uno de ellos. En ese sentido, la empresa deberá partir por definir cuáles son o quiere que sean sus valores, su personalidad y su forma de comunicarse. Una vez sentadas las bases, habrá que ponerse manos a la obra, teniendo en cuenta una serie de factores que influirán directamente en tus resultados:

  1. Transparencia. Hacia tus empleados, tu público y tus candidatos. Se trata de comunicar y transmitir los valores reales de tu compañía; esos que has definido, trabajado e implementado previamente. Evidentemente, tus valores deberán ir alineados a lo que la empresa quiere representar, así como a lo que los empleados desean sentir por parte de la misma.
  2. No descuides el Talento. Las personas son la base de tu empresa, por lo que jamás debes descuidarlas ni dejar de escucharlas. Todo lo contrario. Es muy importante que el trabajador sienta que se le tiene en cuenta y que se le cuida. La retención y fidelización del talento pasa por conocer a fondo a tus trabajadores, tener en cuenta sus intereses, inquietudes y dolores, y proveerlos de todo lo que esté en manos de la compañía (áreas de descanso, mejores herramientas de trabajo, actividades de Teambuilding, promociones o cambios departamentales, flexibilización de horario, conciliación laboral, beneficios sociales…).
  3. Convertir a los empleados en embajadores de marca. Esto es consecuencia de todo lo anterior. Puedes dejar que ellos mismos hablen maravillas de ti en sus círculos cercanos, o mejor aún: puedes proporcionarles espacios donde hacerlo. En tu web, en tus redes sociales, mediante entrevistas en el blog, vídeos corporativos para redes sociales… ¡tú eliges!
  4. Usa tus Redes Sociales. Si hablamos de Employer Branding, estamos hablando de transmitir una imagen. Haz ruido. Que todo el mundo se entere de lo bueno que eres con tus empleados, de lo bien que se trabaja en tu empresa y del buen ambiente que hay. ¿Quién no querría trabajar en una empresa así? Si el trabajo está bien hecho, pronto tendrás a los mejores talentos llamando a tu puerta.
¿Conocías el concepto de Employer Branding? ¿Lo aplicas en tu empresa? ¿Qué mejoras has obtenido? ¡Te escuchamos!
[INSERT_ELEMENTOR id="5009"]
[INSERT_ELEMENTOR id="5004"]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

5 × 4 =

I accept the Terms and Conditions and the Privacy Policy

Abrir chat
1
¿Necesitas ayuda?
Escanea el código
Hola, ¿en qué podemos ayudarte?